Datos personales

Mi foto
© 2012 http://elrincondelaluna-lunaroja.blogspot.com.es/

lunes, 8 de abril de 2024

Después del silencio

Escribo
para que no duela.
La intensidad de mi cuerpo
preparado para la palabra,
sangra versos.
Donde están
las flores de mis manos?

Después de la sequía
interminable
todo
puede volver
a decirse.

(Menos muerta
que antes.)





martes, 26 de marzo de 2024

Fobia

Tanto cielo
que me asfixia.
Tanta noche
en el espacio
me deja ciega.
Todos los ruegos
todos los rezos
se caen de mis manos.


Ese lugar inhóspito
en el que a veces
me convierto.
Y lo que soy
se envuelve
en este miedo.


Negro universo
que desde su inmensidad
me sostiene
y me niego a entregar
a soltar
a dejar ir.
Alas de ángel
dentro del pecho.


Una luna rugiente.
Lo peor es la sombra,
Siempre es la sombra.





sábado, 2 de marzo de 2024

Podría hablar del corazón

En esta nueva participación del reto propuesto por Gine, hablamos de las metáforas...
Esta es mi entrada:


Muchísimas gracias por ser el estímulo que siempre me impulsa!




Podría hablar del corazón.
Quiero oír
el sonido carnal
contra tu pecho.

Podría hablar del corazón,
de tu corazón
de mi corazón.
Levemente
como un aire breve.

Podría hablar
de las noches
sin voz.
Podría tener
las horas llenas
de tus besos
como un libro de poemas.
Así hablaría
de tu corazón.

Podría hablar
de la forma de tu corazón,
un diamante rojo
que exhala
un rosario de luz.

Podría sentir
cada golpe
anudado en mi pecho,
la forma
en que te toco
sin hablar,
habitando tu silencio.

Podría mirarme
en el espejo
y verme
a través de tu mirada.

Podrías ser tú,
podría ser tu corazón
que huye de sí mismo.
Tu corazón.
Tu gran corazón.
Mi corazón esperándote.





lunes, 5 de febrero de 2024

Lo posible

Siguiendo con la estela "revival" a falta de cositas nuevas... rescato este poema de hace unos años.

Estoy pasando un momento de absoluto vacío con relación a escribir. Siento que digo siempre lo mismo, que no puedo expresar nada nuevo. Eso me hace sentir más bloqueada aún.

Espero que esto también pase...

Gracias a tod@s!



El aire

Se abre paso

sobre todo el amor

del mundo,

y su lengua

augura el fulgor

de lo oculto.

El delirio

de mi sangre sin aliento

viene a desaprenderlo todo.

Lo posible

está aquí para ser escrito

para ser expuesto ,

para ser lanzado

al resplandor de la inocencia.

Me abro a toda la luz

y hago poesía de las sombras.





(Imagen de Donata Wenders)

miércoles, 17 de enero de 2024

Alexia Dom

Respondiendo a la Invitación del Dulce Caballero para la Fiesta de Fin de Año en su Castillo, me preparé para vivir algo diferente que sabía que podía sorprenderlo. 
Así salió este mini relato.



Ya tenía mi estrategia preparada para la noche del baile.
Hoy no haría ni concesiones ni favores placenteros.
Hasta tenía mi discurso preparado en cuanto pudiera llevarme al Caballero un momentito a alguno de sus aposentos en el palacio.
Tenía que llegar temprano, ser la primera y así ganar tiempo y triunfo!
Repetí mentalmente mi monólogo y entré con el corazón saltándome en el pecho apretado por esa camisita blanca y ajustada. Era la perfecta e inocente Lolita, candor y belleza sin adornos ni excesos.
Él me recibió galantemente, mirándome con esos ojos profundos y sensuales.
Sabía que no se esperaba ese atuendo porque en general las invitadas extremaban sus ropajes a la usanza más bien explícita y sexual. Plumas, tules, velos y corsés , medias y ligueros, perfumes y cabelleras salvajes.
Le rogué que me condujera a una de las habitaciones para poder recomponerme y maquillarme . Con caballerosidad, me tomó de la mano y entramos en uno de los cuartos.
Me senté en el borde de la cama y saqué mi espejo de la pequeña maleta que contenía todo lo imprescindible para mi puesta en escena .
Él , enfrente de mi, recostado en un precioso sillón de terciopelo, que a decir verdad hacía juego con ese aire entre seductor y decadente de toda la decoración reinante.
Mientras me pintaba los labios, levanté los ojos y vi que no me quitaba la vista de las piernas. Las descrucé desenfadadamente y caminando despacio hacia él le dije suavemente, acariciando el suave tacto del sillón:


"Soy Alexia y seré Tu Lolita.
Mira a la adolescente que llevo dentro, y déjate perder un momento. Ella es la dulce y sumisa perdición, no es así?
Traigo manjares y licores para complacerte. Antes de probarlos te pido un deseo, cierra los ojos un momento y déjate llevar por mi voz."
 
Con una morbosa sonrisa los cerró.
"Prueba este dulce licor de cerezas, siente el calor por tu garganta. Dame tus manos y lameré cada uno de tus dedos.
Esta noche traspasaremos los límites, tú cedes, yo tomo el mando.
Esta noche, en El Salón, las invitadas tendrán que esperar más de la cuenta hasta que entres victorioso (y cansado obviamente) a tu Dominio para entregarte al halago de las bellezas invitadas.
Ahora te vas a quedar conmigo.
Ahora calla y déjame a mi."


En ese instante se escucha un ruido metálico, como algo que se cierra...
El Caballero Oscuro abre los ojos sorprendido.
La sumisa adolescente, en un giro inesperado, se ha convertido en una bruja lasciva exquisita y oscura que como por arte de magia se ha convertido en la Domina de ese encuentro,aprisionando con unas esposas las muñecas del Dulce Caballero.

"Te doblegas a mis deseos solo por hoy?"- Pregunta con los ojos entornados y salvajes guardando las llaves del cuarto entre el borde exquisito de su braguita de encajes y la piel de su pubis.








lunes, 1 de enero de 2024

Ardor

Reto de diciembre de la mano de Gonebra Blonde
Todo el talento desbordante de versos y palabras a través de las letras de muchos Blogueros.
Te invito a pasarte por allí. 
No te arrepentirás.
Gracias Gine!



Dueles en la piel

convertida en vacío

y en la intimidad de los besos

que quedan por decirse…

que mis manos no tienen sentido,

que mi sexo,

mi pecho,

mi lengua,

y todo el contorno que me recubre

anhelan el aire desnudo

que me lleva

al páramo

donde tu boca

se desborda sobre la mía.


No digas nada.

En todo ese desorden

de la piel

llévame a la luz

que ciega los espejos.

Quítame

el hambre y el sosiego.