Datos personales

Mi foto
© 2012 http://elrincondelaluna-lunaroja.blogspot.com.es/

miércoles, 26 de junio de 2019

Crisálida

Perdidas de deseo
mis pupilas
galopan
a lomos del instante
en que la noche
derrama su negrura,
y el desgarro
con que el alma aúlla
estrellándose
contra el pecho del viento,
libera mi pelo
que brilla feroz
bajo la luna.

Soy la que muerde
(tu carne)
queriendo sentir
la sangre de tu boca
en mis entrañas,
y dejar
que tus ojos rueden
por la corva sombría
de mi espalda
haciendo de la piel
astillas de deseo.

Soy la crisálida
pariendo
maravillosa luz
sobre tus alas.


( He vuelto a traer este poema, a falta de Musas, y tomándome un respiro...)

lunes, 17 de junio de 2019

Abisal

Inmensos tótems
que emergen de la piedra.
La rabiosa ferocidad
de sus cabezas
elevan el grito primal
hacia el cielo.
Desde el puente
donde el humano
intenta abrirse camino
en la espesura,
ellos guían
el viaje esotérico
hacia la sabiduría.




(último poema de la propuesta Storyhunters)

jueves, 6 de junio de 2019

Hidra



Se despertó temprano, a pesar de que la noche había sido intensa. Recordó cada escena como si de una película se tratara.
La mañana anterior había salido de su casa como siempre, pero un giro inesperado del destino había cambiado totalmente su rutina. Aún le costaba entender cómo se había dejado llevar por ese particular “canto de sirenas” reflejado en los ojos oscuros, casi hipnóticos, de aquel hombre que la miraba fijamente mientras compraba su billete de tren para luego sentarse frente a ella, y cómo había caído en ese hechizo sin apenas recordar la forma en que se había visto envuelta en esa densa tela de araña.
Lo cierto es que había un vacío en su memoria. Le costaba recordar cómo fue que terminaron en un pub tomando copas, y como abducida por el mareo, la confusión y esa experiencia tan perturbadora, había acabado en el piso de aquel desconocido. El alcohol produce efectos extraños, pensó. Pero, ¿cómo podía ser que no recordara como había llegado hasta allí?  Tenía solo flashes en su memoria que eran pantallazos de besos, de bruscas caricias que le provocaban dolor y placer al mismo tiempo.
Algo se había desatado dentro de ella, haciendo salir su parte más salvaje y visceral. Un duelo de pieles. La violencia del sexo por el sexo, la explosión de los orgasmos sumiéndolos en esa orgía de a dos.
La noche consumida entre gemidos, mordiscos y lenguas ávidas. Casi sin palabras. Comunicándose con las miradas que se enturbiaban de deseo, y gruñidos de placer.
Volvió al presente y se desperezó estirándose con lentitud. Su cuerpo envió dolorosas señales, el perfecto recordatorio del particular combate de la noche. Su atención se concentró en la cama. Estaba vacía.
Se encontraba sola.
Se levantó algo mareada todavía y, vistiéndose a toda prisa fue hasta la cocina donde con sorpresa vio la mesa preparada para desayunar. ¡Café en la cafetera, leche, azúcar y…su tarta de manzana preferida! ¿Cómo podía ser que él hubiera adivinado su postre favorito?¿Tanto había contado de ella misma la noche anterior? Era un detalle muy personal como para comunicarlo en un encuentro furtivo.
Desayunó rápidamente pensando que tenía que salir de allí, que todo aquello era muy extraño. Su memoria tenía una enorme laguna que no podía llenar con nada más que esas imágenes veloces que cruzaban por su mente.
Para su sorpresa, cuando llegó a la puerta vio que estaba cerrada con llave.
Tironeó del picaporte para comprobar que, en efecto, estaba sola y aislada. ¿Cómo podía ser? Mejor dicho, ¿qué iba a hacer? Empezó a angustiarse, abrió las ventanas, pero el edificio estaba separado del resto de  las otras viviendas por un gran parque. Buscó la forma de comunicarse con algún vecino, no vio más que ventanas cerradas y cortinas corridas. Rebuscó, sin resultado, el móvil en su bolso. ¿Lo habría perdido sin darse cuenta en ese estado de confusión y vacío?¿Qué hacer ahora?
Intentó tranquilizarse, y retrocedió hasta el salón. Una enorme biblioteca precedía ese espacio luminoso y elegante. Empezó a mirar los títulos, pensó que quizás estaba entrando en un estado de ansiedad exagerado. Seguramente él llegaría en cualquier momento y todo quedaría en un susto. No quiso preocuparse. Solo esa especie de amnesia que le impedía recordar claramente lo sucedido el día anterior torturaba su mente. El no saber.
Sacó un libro cuya cubierta era una especie de caja antigua. En la imagen se veía claramente una cabeza cuyo rostro ambiguo estaba coronado por largos mechones que parecían serpientes, como si fuera una hidra. Pero lo que más llamó su atención fueron los ojos. Torvos, oscuros, rodeados de sombras, idénticos a los de su amante furtivo.
Sentándose en el sillón, sin poder despegar la mirada de esa cara, abrió el libro y lo que comenzó a leer le heló la sangre:

“Se despertó temprano a pesar de que la noche había sido intensa. Recordó cada escena como si de una película se tratara.
La mañana anterior había salido de su casa como siempre, pero un giro inesperado del destino había cambiado totalmente su rutina. Aún le costaba entender como se había dejado llevar por ese particular “canto de sirenas” reflejado en los ojos oscuros, casi hipnóticos de aquel hombre que la miraba fijamente mientras compraba su billete de tren para luego sentarse frente a ella, y como había caído en ese encantamiento sin apenas recordar la manera en que se había visto envuelta en esa densa tela de araña…”


Entonces, llegada a esa altura de la página, continuó leyendo a trompicones, saltándose renglones y párrafos, comprobando que lo que allí estaba escrito era el fiel relato de su propia experiencia…No entendía qué pasaba, comenzó a faltarle el aire pero no podía parar de leer, se sentía atrapada entre esas letras, hasta que de pronto la frase que cerraba el primer capítulo, en la cual la protagonista leía con absoluto pavor lo que ella no había descubierto todavía: detrás del sillón en el que estaba sentada y, oculto a medias entre los pliegues de las cortinas, un charco de sangre fresca despejaba con un súbito y enceguecedor destello sus confusos recuerdos.
Cerró de golpe el libro que quedó entre sus manos agarrotadas y giró lentamente la cabeza…










RETO: SECRETOS 

 Te dirijo a la página donde fue publicado:
https://lovelybloggers-alwais.blogspot.com/2019/05/hidra.html?zx=47c5e37f553cdd77


Y en este otro enlace encontrarás a todos los autores del reto:
http://paraisodeletras-blogueros.blogspot.com/2019/05/secretos.html?zx=765d00a175314dcb

domingo, 26 de mayo de 2019

La salamandra


Pequeño dragón
que pende
sutil y nacarado.
Parece hamacarse
en tu blanco cuello,
como un signo de fuego
y pureza,
hada incendiada
que refulge
capturando el alma.



Propuesta: 


jueves, 16 de mayo de 2019

Lo escondido



extraña criatura,
que te coronas
reina de lo oculto.
Fría y viscosa
como una pátina
de lodo.
Eres la fría mirada
de lo oscuro
vestida de colores.
Sutiles trampas
para atrapar
en tu pegajosa figura
nuestro ancestral miedo
y devorarnos.







domingo, 5 de mayo de 2019

Pájaros en mi cabeza

El pájaro
que anidó en mi cabeza
lo hizo
como si siempre
hubiera sabido
donde encontrarme.
Soy  tierra fecunda.
La fertilidad que alimenta
sus alas.

Escribo pájaros
en mi cabeza.
Florecen 
hojas y aromas
sobre  el frágil equilibrio
del alma.

(Mis ojos miran
hacia adentro.)




Reto propuesto por Ginebra Blonde 



Gracias Ginebra,por tu eterna creatividad! 

Estaré ausente unos días, a mi vuelta responderé a todos!

domingo, 28 de abril de 2019

Rosa en sangre (Oniria)


La rosa sangrante
gotea palabras
sobre tu pelo.
La piel
de tu mejilla
se esconde
entre los pétalos
que hieren
inesperadamente
la luz.
Crudos y dolientes,
cuánto más inocentes
parecen.



Imagen extraída de Google
Proyecto: 

jueves, 18 de abril de 2019

Espiralada

Espiraladas columnas
de humo gris
se levantan
a la sombra
de tus piernas.
Son mis húmedos deseos
a punto
de cumplirse.
Son mis huesos
doloridos de amor
que no encuentran
descanso
después de tantos besos.
Hay un rumor mojado
en tu boca
que ha bebido
sin remedio
hasta dejarme vacía.
Sin carne.
Sin sexo.
Sin recuerdos,
inquieta y desolada
me busco
en tus ojos
tremendos de agonía.
Con el corazón
partido en dos
dentro del pecho,
errática de amor
sobre tu sexo,
muriendo un poco más
en cada orgasmo.






lunes, 8 de abril de 2019

La bruja del agua

Nuevo reto propuesto por Ginebra Blonde y su infinita imaginación. Se trata de elegir una de las imágenes que nos sugiere, y escribir lo que nos surja.


Te deshaces empapada
como un truco de magia
suculento.
Tus líquidos ojos
dejan un rastro
de peces
en mi piel,
y desde tus caderas
nacen ríos
que me ahogan 
sin remedio.
Embrujo es
tu pelo mojado,
látigos negros
reposando 
en tu espalda.

Eres
la bruja del agua.
que como lluvia caliente
te derramas
sobre mi
sin darme tregua.



Puedes leer este poema y todas las participaciones en el siguiente enlace:

jueves, 28 de marzo de 2019

Maru (jéitor) sus locas y su vacío.

 Mi querida amiga:
Me quedo pensando en tu último párrafo, o anteúltimo, donde hablás de la comunicación al pedo, digamoslo asi, en crudo.
Hablar por hablar, hablar contra la pared, o a la pared; hablar en un soliloquio donde terminás pensando que la que está de la osha sos vos y no el otro que no te registra.
Mirá, es que yo creo que es un problema de registro. Hay gente que no registra al otro, escucha pero no oye ( o viceversa, no sé cual es el de estar atento, y cual el de percibir ruido) se entiende?
Cuántos diálogos de besugos nos tragamos a diario?
cuanta imbecilidad, nos comemos con papas ,en la tele?
Todo conduce a eso. Es como una involución imparable no?
Mejoran supuestamente las comunicaciones a través de la aparatología  ( no esa que pensás-la de entre las piernas-porque de esa mejor ni hablemos ) sino la móvil, la cibernética, la moderna ; y atrás queda la mirada, el gesto, la risa o simplemente la complicidad de la cercanía.
Qué querés que te diga?
Besuga gigante yo, que escucho, oigo y asiento y claro, luego todas las locas se me ponen idem, y me arman el foshón total dentro de mi pobre cerebro desneuronado.
A veces me digo a mi misma, armo mi mini petate y me piro, me rajo, me tomo el olivo, husho por la tangente o la secante. Más bien por la secante porque estoy hasta los mismos ovarios de todo.
Tenés un rincón donde pueda refugiarme? No hablo de un rincón físico, sino de un rincón en tu alma, en ese corazón grandote y gordo, que siempre me abraza cuando siento que sha, he vuelto a perder mi norte.
Ayns…

Te shamo en unos días, para contarte algo…( va de cuernos, así que prepará la oreja, porque se los he metído a mi Homer Simpson particular)

Maru (jeitor)



Si quieres conocer más cosas de mis locas, hacé clic en la etiqueta : "Con mis locas a cuestas"


lunes, 18 de marzo de 2019

Dime

Dime
si cada vez
que pisas la tierra
con paso firme,
hundes en el barro
tu huella
hasta la próxima lluvia.
Qué hay después de la pisada?
Cual es la estrella
que pronuncia tu nombre?
Quién atesora
el legado de tu carne
abierta como una herida?




(Imagen Henn Kim)

viernes, 8 de marzo de 2019

Hojas de corazón

Para acostumbrarse al infierno
cualquier cosa sirve.
Tu mano
toca la orilla. 
El fuego. 
El filo.
La libertad y el miedo
de tu mano.
Entonces,
todas las ramas
de mi corazón,
se quedan sin hojas.
Sabes?
Van cayendo
con un chasquido
apenas audible
(quizás es solo silencio)
pero retumba
como un trueno
dentro del pecho.
Una tras otra
forman
un charco de sangre seca.
Hojas de corazón.
Sangre seca.


jueves, 28 de febrero de 2019

Infancia

Después de unas semanas de ausencia, aquí vuelvo.
Un abrazo a tod@s!

I

El tren agoniza
bajo la mirada inocente
de un niño
que imagina
una vida
entre los rieles
oxidados e infinitos.

II

El patio vacío.
La eterna calma
de esta tarde
arroja luz
en las esquinas.
La mirada del niño
siembra flores.

III

La hierba
crece desmesurada,
y  la húmeda tierra
brilla.
El niño observa
ese pequeño milagro
bajo sus pies.

IV

El niño
Mira diccionarios
Y mapas.
Viaja sobrevolando
el impredecible universo
de la imaginación,
muda y bella.


sábado, 9 de febrero de 2019

al filo del vacío

Al filo del vacío
negras cenizas
arrastran los huesos
tropezando
con su manto pegajoso.
La calavera blanca
lleva flores muertas
al jardín
donde la tarde
se inclina sobre la herida.

Es la espera
inundada de rezos
entre las tumbas.
Un rumor desconocido
que dejará su rastro invisible:
el error del mundo
sobre la palabra pronunciada.


lunes, 28 de enero de 2019

Nuevo reto de Ginebra Blonde que podrás ver en este enlace:


Encontrarás todas las participaciones, incluída la mía.

Consigna del reto:
Crear una cita que no contenga más de 50 palabras, elegir entre estas tres palabras: Dolor/Libertad/ Pasión e incluir un adverbio de tiempo.
Y añadir un texto, relato, poema  argumentando la cita.

Mi participación:





Me compré unos binoculares (una lupa también por si estoy chiquita y no me veo) una linterna por la oscuridad de a veces...
de momento infructuosa la búsqueda.
No me encuentro.



viernes, 18 de enero de 2019

MINIMAS III

I

La luz
Se apagó
con un ruido atroz
Y un crujido
tiembla
en el patio.

II

 Me inclino
y oigo el sonido
de la vida.
Tu cuerpo es
un piadoso río
(arrastra consigo
los dos extremos del cielo)

III

Reclamo mi voz.
A ti, dios mudo.
Dámela,
No quiero nada
entre tu luz
y mi sombra.

IV

Quítame esta sed
de soledad.
Quítame .
(Es voraz el incendio
de tu nombre.)


(La foto que se expone es un regalo-guiño a una escritora a la que admiro Ángela Piñar , los invito a leer sus geniales relatos.)





lunes, 7 de enero de 2019

fue

De nuevo tu piel.
Sin entender que este frío
es el mapa de tu sexo.
Y me pones
todas las fronteras,
y me muero
entre los huesos
de esta historia.
Y no me alcanza
el aire
para acabar de quererte,
aunque tu lengua
moje la piel de otra espalda,
y yo desaparezca
hasta de mi misma
como un olvido tenaz
mientras la besas.
Solo soy aliento
sobre tu hombro.


(poema recuperado )

(Imagen de Tumbrl)