Datos personales

Mi foto
© 2012 http://elrincondelaluna-lunaroja.blogspot.com.es/

viernes, 15 de junio de 2012

Un muerto

El muerto en la calle
con el cuerpo ladeado
de manera imposible.
Un banco
Hace de féretro inmediato
y las miradas incrédulas
murmuran en voz baja.

Un muerto en la calle.
El súbito zarpazo
deja helado el gesto.
La mirada se pierde
más allá de la calle
y el pico afilado
de la muerte
horada sin piedad
la luz de la mañana.

Mayo,2012






11 comentarios:

  1. "El súbito zarpazo".

    Un poema rotundo, triste y helado.

    Al final, se siente un leve calidez... quizá sea la despedida sonriente que irónicamente termina con la vida.

    Buenos versos, un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Gracias luigi...sabes como te comenté antes,que es una experiencia real,que me sucedió hace poco tiempo...muy estremecedora.

    ResponderEliminar
  3. Sí!!!real...hace unos 20 días,volvía de una caminata,y en un banco de la calle,estaba muerto,inclinado y uff..con los ojos como congelados..terrible...

    ResponderEliminar
  4. Qué horror! Diossss! Se te tiene que quedar el cuerpo revuelto durante una buena temporada después de eso. Buf... Muy bien plasmado.

    ResponderEliminar
  5. Gracias Ana..fue toda una sensación helada..así como te lo digo..sentí todo mi cuerpo enfriarse.

    ResponderEliminar
  6. Es crudo. Igual que despertar cada mañana.
    Hay sol, brisa o tormenta...
    No conocer el futuro es parte de nuestra esencia.
    (...)
    Y me gusta leerte, en cualquier caso. :)

    ResponderEliminar
  7. De vez en cuando la muerte se deja ver para recordarnos que también forma parte del ciclo de la vida. Dura imagen, pero preciosa manera de expresarlo. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Gracias chicos..
    son como ejercicios de soltar todo lo que uno va cargandose a las espaldas!

    ResponderEliminar
  9. Muy bien expresado, luna. Lo que sí te deseo es que no se repita la experiencia.
    Un besico.

    ResponderEliminar