Datos personales

Mi foto
© 2012 http://elrincondelaluna-lunaroja.blogspot.com.es/

jueves, 22 de marzo de 2018

pequeños secretos.



Luna tiene los pezones morenos y tiernos. Cuando se los acaricia se encienden y ella se deleita viéndolos oscurecerse aún más.
Hace calor en la habitación, la hora de la siesta ha caído sobre la casa de verano y mientras todos duermen, a ella le brillan los ojos como la miel.
Frente al espejo las manos aprenden un nuevo recorrido sobre el cuerpo que de pronto ha cambiado, que se despereza inquieto. Sus pequeños dedos descubren las promesas que se esconden entre el vello suave y oscuro cubriendo la hendidura invisible del dulce sexo.
Pero sabe que su hermoso triángulo guarda una promesa desconocida, por eso su dedo se desliza abriendo e indagando y siente la humedad que lo envuelve de un calor algo pegajoso.
Va tocando, palpando esa piel diferente y cálida, siente un enorme placer y se inquieta, su boca se seca, sus ojos se cierran y su dedo juega a perderse, a subir y a bajar por su sexo buscando esa sensación que la llena .
Su negro pelo se derrama en flecos húmedos sobre la espalda mojada de sudor.
Separa las piernas y siente entre los dedos, una almendra de fuego que late gozosa entre pliegues sonrosados que despiertan al tacto. Arde de placer, su coño se empapa y ella suspira. Sus caderas se agitan y sus manos se concentran en frotar, en seguir más, mucho más.
Un gemido entrecortado despierta a Mar, que se incorpora escuchando como vuelve a repetirse. El calor la arranca de la cama y desnuda camina en puntas de pié por el pasillo.
Se acerca silenciosa siguiendo el rastro del sonido que la lleva a la puerta entornada del cuarto de su prima. Apoyándose apenas en el marco de la puerta se asoma y la visión del cuerpo de Luna envuelto en la luz dorada de la tarde, con su cabello lacio cayendo por la espalda, la atrapa en una espiral de calor y no puede dejar de mirar el recorrido que los dedos trazan en la piel morena de esa niña mujer que se masturba frente al espejo.
Se queda quieta para mirarla en silencio mientras siente como la humedad de su sexo la moja y la agita. Conteniendo la respiración aprieta los muslos sintiendo su clítoris latir con intensidad.
Súbitamente solo desea tocarla, lamer esos pechos recientes, acariciar el pubis con delicadeza. Se roza los pezones que están duros y sus dedos tiemblan de deseo al enredarse en el vello ardiente, pero en el momento en que intenta acomodarse mejor, mueve la puerta que cruje suavemente, entonces Luna se gira sofocando un grito al verla.
Mar, que sabe el secreto que guardan las ingles, se lleva un dedo a los labios pidiéndole silencio y entra en el dormitorio cerrando la puerta tras de sí. Están solas y desnudas, se miran con curiosidad y alegría, examinando cada centímetro de sus pieles tan diferentes que contrastan llenas de sensualidad. Luna, morena y espigada, con suaves curvas adolescentes, y ella blanca y carnosa, con su ondulado cabello pelirrojo y su pubis de fuego ensortijado.
Mar sonríe, y lentamente le toca los pechos, acaricia con delicadeza su tersura, y se inclina para lamer los pezones que se tensan al sentir la lengua caliente. Luna cierra los ojos, se sumerge inquieta en ese nuevo universo que la envuelve y que no quiere dejar de sentir. Se deja chupar, acariciar, no quiere que acabe nunca. El espejo las refleja bañadas por la magia del deseo y el contraste de sus pieles, hace ese instante perfecto.
Rozan sus pezones, se aprietan, palpan con avidez la carne encendida. Y por fin sus lenguas se encuentran, Luna es besada por primera vez, el placer es desconocido y feroz, por eso, cuando la boca de Mar tantea la suya, ella abre los labios y la recibe dejando que las salivas se mezclen sintiendo las dos el rastro tibio de sus jugos entre los muslos.
Shh! Murmuran riendo, con el corazón al galope, con los sentidos desplegados, cayendo felices en la cama sin dejar de acariciarse.
El calor se cuela por sus cuerpos estrechamente apretados, gotas de sudor resbalan por la piel mezclándose con el vello de sus sexos que se frotan. Uno pelirrojo con suaves labios mojados, y el otro moreno húmedo y abierto.
Entrelazan las piernas moviéndose en una danza íntima.
Mar pasea su lengua por tiernos rincones, chupa los pequeños pechos que se tensan al contacto, lame sus pezones erectos, le roza el ombligo y su rojo cabello se desliza como un río de cobre por el vientre de Luna que se abre como una flor.
Va besando el pubis y con el dedo masajea la hermosa hendidura, ese clítoris turgente que se moja aún más con la caricia.
La punta de la lengua sigue el mismo recorrido, lo lame golosamente oyéndola jadear y mover las caderas camino al orgasmo.
Entonces con el deseo de darle el mismo placer, Luna se gira colocándose sobre ella, con su pubis al alcance de la boca de Mar, y ve ante sus ojos como se abre el brillante sexo de su prima, sintiendo que si besa ese coño pelirrojo, morirá de gozo.
Un placer prohibido y morboso que le ha abierto las puertas de lo desconocido.
El cuerpo de Mar, suave y pálido tiembla cuando Luna pasa la lengua por todo su vientre y la hunde con hambre entre sus ingles.
El gozo es infinito, los sexos brillan húmedos y las lenguas beben, se detienen lamiendo y haciendo vibrar cada milímetro de sus clítoris tensos que se abren al deleite.
Los latidos que invaden a Mar la catapultan al orgasmo, y se entrega con un largo gemido, invadida por la inmensa ola de placer tan ansiado. Satisfecha hunde a su vez la lengua entre los pliegues de Luna,succionando y apretándose contra las nalgas morenas, besa su sexo haciendo círculos empapados de saliva.
 Sus manos acarician el trasero, la cintura y por fin Luna se corre, feliz y libre agitándose en cada contracción de ese orgasmo largo y poderoso.
Con suaves murmullos se dejan caer en la cama, suspiran aún estremecidas de placer. Apenas corre una ligera brisa que marca el comienzo del atardecer.
Los cabellos húmedos y despeinados dibujan extrañas formas en la almohada y los cuerpos sudorosos recuperan la calma.
Se besan una vez más, reconociéndose después del juego y del dulce descubrimiento que las une.
Luna y Mar son ya las dueñas de sus cuerpos jóvenes y libres, abiertos al deseo de volver a tocarse urgentes en cada rincón de la casona, a rozarse fugazmente bajo las sombras o en las siestas perezosas de ese verano inolvidable. Guardando cuidadosas sus pequeños secretos.





(imagen recogida en Google)

51 comentarios:

  1. Secretos inconfesables porque sólo les pertenece a ellas... el descubrimiento del placer... de la piel cobrando vida... del nacimiento de un nuevo comienzo.

    Un relato hecho con sumo cuidado... tierno y exquisito en su muestra.
    Te felicito, mi querida amiga.

    Un abrazo muy fuerte de buenas noches, corazón.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Auro! Este relato no lo había publicado nunca, tiene unos años ya, y ahora al releerlo y decidir colgarlo, me di cuenta de que es lo que tú dices, refleja esa etapa de descubrirnos, de explorar.
      Intenté hacerlo con todo cuidado,pero,dejando esa veta sensual y sexual que necesitaba.
      Muchísimas gracias querida por estar siempre "a mi verita".

      Eliminar
  2. Bello y puro florecer de la piel que exuda de pronto en deseo… Ese descubrir (se) cada latido que se enciende y vibra in crescendo…

    Secretos de piel y llave… Solo por y para ellas…

    Y qué sutileza y elegancia para narrarlo, mi querida luna… Un verdadero placer…

    Bsoss enormes, y muy feliz noche, preciosa 😘

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Oh qué bonito Gine! Gracias! Quise ser lo más fiel posible a descubrirse, a ese momento por el que tod@s hemos pasado, y que nos abrió las puertas a un mundo nuevo y desconocido,con todo por saber... preferí que fueran chicas,porque creo que el relato tendría justamente esto que dices, la sutileza.
      Un besazo inmenso de buenas noches!

      Eliminar
  3. Delicado, hermoso, sexual y sensual, tierno y arrebatador, encuentros entre el Mar y la Luna descubriendose en las tardes del verano.
    Es precioso :))

    Mil besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Carmela! Muchas gracias bonita! Intenté hacerlo de esa manera.. delicado pero,con todo el contenido de esa experiencia arrebatadora.
      Muchísimas gracias! Un besazo!

      Eliminar
  4. Lunaroja , no te puedo decir nada que no te hayan dicho. Un verdadero placer y muchas gracias. Me encanta como va naciendo y desarrollando esa sensual historia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Sueño Son! Me alegra que te haya gustado leerme, y como he dicho ya,intenté hacerlo de la manera más sutil y suave,y me encanta saber que de alguna forma he logrado el objetivo! Un abrazo!

      Eliminar
  5. Un relato suave que hace sentir esas tardes silenciosas y calurosas del verano y lo que tiene el verano que enciende los cuerpos, más cuando estos despiertan a nuevas sensaciones. Y suele darse que las primeras experiencias en mujeres surgen de esa manera.

    Besos dulces y dulce fin de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es Dulce, imaginé esas tardes calurosas, donde la siesta llena todo de silencio ( y de deseo) y como bien dices creo que buscar dos personajes femeninos para narrar el descubrimiento del sexo,me pareció más acertado para lo que quería contar.
      Gracias enormes y un beso!

      Eliminar
  6. Un relato lleno de vos de tu personalidad
    un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Mucha! Se nota mucho mi personalidad? Un besazo!

      Eliminar
  7. Tiene la delicadez de la timidez, del ir descubriendo(se) lentamente, compartir ese secreto de alcoba que las acaricia y las hace sentirse.

    Un beso enorme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es Mag! Justamente eso quería transmitir, la delicadeza,la timidez,el atrevimiento la inocencia,y sobre todo la libertad de explorarse. Por eso elegí a mujeres, creo que era necesario.
      Muchísimas gracias y un besazo!

      Eliminar
  8. Un relato muy tierno Luna, me ha encantado cada detalle.

    Besitos grandes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Cora! Me alegro que te haya gustado! He intentado dar todos los detalles de la manera más femenina y sutil.. UN besazo!

      Eliminar
  9. Bellísimo relato, pleno de amor y sensualidad con toda la ternura del corazón.
    Abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias María del rosario! Un abrazo fuerte!

      Eliminar
  10. He llegado a ver, a sentir, esas tardes de verano porteñas... ese verde brillante de los paraísos... el rumor de las chicharras en ellos... ese calor pegajoso... los nuevos descubrimientos... la estación del renacer.

    Me ha gustado mucho... y, aunque te parezca una locura, parece estemos conectadas... ya entenderás porqué.

    Besotes enormes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay Almita,me había olvidado responderte! Quiero leer ya nuestra conexión! muacksss...
      Gracias por traerme de nuevo esos veranos porteños! Ay sí! el rumor de las chicharras! ese olor que es inolvidable.
      Gracias bonita!

      Eliminar
  11. Una narración que impresiona a hombres como yo.
    Una escena secreta, secretísima, indizible y que nádie, a no ser Mar y Luna puedan saber.
    Una narrativa fuerte, oscura como todos los secretos, aún más, los secretos del alma... y del cuerpo....
    Sé bién que después del descanso, hubo una o más veces donde el secreto se hizo más secreto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. PDR gracias, realmente me gusta mucho tu comentario, creo que también captas el secreto que no puede ser revelado a nadie, es solo una experiencia íntima entre dos mujeres que descubren la piel.
      Seguro que después del descanso hubieron más veces, seguro también que los veranos a partir de ese encuentro fueron diferentes.
      Un fuerte abrazo!

      Eliminar
  12. Buenos dias, lunita mia. ¿Sabes? Aquí hace un dia lluvioso, de esos tristes, plomizos. Andaba tomándome un café y escribiendo esos microrelatos que le debemos a Rios y, cuando he acabado, me ha apetecido darme una vuelta y los pies me han llevado hasta aquí. No sé por qué. Tal vez ha sido el olor a Mar o el reflejo de esa Luna. Qué sé yo. La mezcla ha resultado preciosa, lujuriosa, dulce, dulce como todos los despertares tibios cuando hay una piel pegada a la nuestra. Me ha encantado. Un abrazo, preciosa.

    ResponderEliminar
  13. Buen día Berlín de ojos verdes! Qué precioso todo lo que escribes! Qué bueno que los pies te hayan traído hasta aquí, siempre es una alegría encontrarte!
    He intentado que se sintiera esto que dices, dulzura,lujuria,libertad, intimidad...
    UN besazo bonita!

    ResponderEliminar
  14. Me siento aliviada y alegre de por fin poder leerte. No sé qué habrá pasado, si el error fue desde mi servidor o del tuyo, o algún agente externo y desconocido.

    Como te comenté casi que una de las primeras veces que te leí, no suelo frecuentar la literatura erótica, por un lado por la falta de tacto y esa tendencia extrema al morbo, por otro lado, una cosa se preferencias. Pero así como me encanté en aquella ocasión, así me encanto otra vez. Me causa cierto pudor tierno y a la vez, me produce una admiración sincera tu trabajo, delicado y entregado, sin perder la claridad de lo que deseas expresar; no existen adornos innecesarios, sólo un compás que torna mágico el relato, como si todos los lectores quisiéramos ser parte de la historia, pero al mismo tiempo, somos confidentes de un secreto que no nos atrevemos a delatar.

    Yo soy curiosa y quiero saber si es una anécdota personal.

    ResponderEliminar
  15. Qué bueno que hayas podido solucionarlo,o se haya solucionado solo! Una alegría leerte Kadannek!
    Me encanta como has desarrollado tu comentario! Eres una persona que puede ver más allá de lo evidente y eso me encanta.
    Intento siempre expresarme con claridad si se trata de un relato erótico,usando palabras explícitas que es como yo entiendo el sexo, pero a la vez,quiero que todo tenga un marco creíble y que sea normal digamos...nada de narrar cosas con personajes perfectos,cuerpos impresionantes etc..
    La experiencia es real? o no? ajjaajj
    Hay un poco de todo!
    Un besazo!
    Ahora voy a leerte!

    ResponderEliminar
  16. Qué texto más ardiente, sublime, delicado, y además acariciador, me ha encantado la manera cómo has ido narrándolo, y he ido imaginando las escenas, ese descubrir, y esa manera de palpar las pieles... el deseo... esos secretos escondidos... mmmm qué gustazo leerte.

    Me quedo con la frase del espejo, es sublime este acto que imagino... ***El espejo las refleja bañadas por la magia del deseo y el contraste de sus pieles, hace ese instante perfecto.***.

    Chapó, lunaroja, un deleite leerte una vez más, pensé que ya lo había comentado el otro día.

    Besos enormes, preciosa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias María! Yo sabía que te iba a gustar porque tú sabes leer entre líneas y eres siempre muy generosa en las lecturas y en los comentarios. Me alegra muchísimo que te haya gustado, como he dicho en otros comentarios intenté ser muy cuidadosa para poder narrar con la mayor exactitud y delicadeza ese primer encuentro de amor.
      Un besazo enorme linda!

      Eliminar
  17. Me encantan tus relatos de principio a fin, el ritmo de la narración hace que no puedas parar de leer.

    Un placer leerte querida Luna.

    Abrazos y buen comienzo de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Rita! Muchísimas gracias siempre por tus palabras de aliento y tu generosidad. Me alegra muchísimo que hayas disfrutado de la narración de principio a fin! Un beso enorme!

      Eliminar
  18. En ese descubrir hay cierta inocencia y una entrega total.
    Sonrío pensando en futuros encuentros en el sopor de la siesta de verano.
    Muy bien escrito, lunaroja.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Vero, recuerdo que mientras lo escribía pensaba justamente en esto que dices, esos encuentros en el sopor del verano caluroso a la hora de la siesta.
      Muchas gracias, y un besazo!

      Eliminar
  19. Un relato delicado que me gusta porque narra muy bien los placeres femeninos!!

    Saludos,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias María José! Una alegría verte por aquí!
      Un abrazo

      Eliminar
  20. Luna y Mar nos regalan un poco que sensualidad.
    Tus palabras se dejan leer con sumo placer.

    Un abrazo

    La Mirada Ausente · & · Cristal Rasgado

    ResponderEliminar
  21. Gracias Ñoco! Intenté eso..que sobre todo fuera sensual e íntimo.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  22. Scoprirsi è il miglio modo di amarsi. Mia cara Luna bellissima storia e scritta veramente bene. Un testo pieno di emozione. Ti abbraccio e grazie sempre per la tua dolcezza che porti sul mio blog.

    ResponderEliminar
  23. Ciao Angeloblu! Ti ringrazio tanto le tue parole, i tuoi commenti, veramente generosi! anch'io quando ti leggo scopro sempre una tenerezza e una profondità veramente sensibile!
    Un abbraccio!

    ResponderEliminar
  24. Hola Ale!! Que decir que ya no te hayan dicho ( pensaba) Sigo diciendo lo maravilloso de leer tus escritos y la hermosa habilidad que tienes para los relatos ( los poemas también ) El escrito tan sensual bordeando lo sutilmente erótico me encanto. Besito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Demi! Bienvenido otra vez! Gracias por leeme y comentar. Qué bueno que te haya gustado, realmente a veces ser sutil escribiendo algo que es sexual , es complicado, así que me alegra haber podido lograrlo!
      Un besito.

      Eliminar
  25. Es un relato precioso. Descubrirse la una a la otra. Amándose en secreto. Me encanta leer tus relatos. Beso preciosa

    ResponderEliminar
  26. Qué bonito Alicia! Gracias por tu precioso comentario! UN enorme abrazo!

    ResponderEliminar
  27. Encantada con tu relato, preciosa
    Delicado encuentro tan poderosamente (d)escrito...

    Besos, Lunita mía, buen inicio de semana y que este mes te sea lleno de cosas bonitas ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ivel! Qué bonito tu comentario! Gracias linda... me alegra saber que se ha captado la idea de ese momento delicado y sutil más allá de lo sexual.
      Un besazo y buen inicio de mes para ti también! Muack

      Eliminar
  28. Lo leí hace ya algunas semanas y no he podido comentar hasta ahora. Me encantó. Me parece un volver a un lugar que tan a menudo olvidamos. Tanto, que a veces no parece que estuvimos allí. Tú me lo recuerdas. Gracias.
    Ismael

    ResponderEliminar
  29. Hola Ismael! Qué alegría verte por aquí! Creo que de alguna forma tod@s nos hemos sentido identificados con esos lugares, esos por los que tod@s hemos pasado. Quise reflejar la inocencia,el deseo, y el descubrir el placer.
    Un besazo enorme me alegra muchísimo que te haya gustado y muchas gracias por tu tiempo!

    ResponderEliminar

  30. Mi querida Ale/¿luna?…

    ¿Pequeños secretos?… El relato tiene el tinte de ese secreto, pequeño o grande, que no siempre hemos sabido descubrir. Mujeres y hombres.

    ¿Alguien se atrevería a afirmar que ese encuentro natural, que muchos/as ni tan siquiera podíamos imaginar en aquellos primeros tiempos, estaba al alcance de nuestras manos, pieles, sexo? ¡Claro que no!

    Cuánta restricción, represión, ignorancia… y falta de atrevimiento fue el denominador común de tantos que hoy peinamos canas. Y no solo nosotros. ¡No veo, no percibo en la juventud de hoy que la lección esté aprendida.

    Por ello valoro grandemente que relatos, expresiones, tiempos y cadencias como los descritos rezumen esa naturalidad que puede servir de guía a algo que, siendo natural en sí mismo, es el gran desconocido para muchos.

    Luna, para ser uno de mis primeros comentarios tras el periodo de ausencia, creo que he conseguido darle el punto justo que pretendía (y que en un principio dude que fuese posible) dado el tema publicado. Pero por otro lado, y superado el reto, :)))) no es difícil seguirte el hilo, tan tuyo siempre, de la delicadeza, la naturalidad y ese atrevimiento que te caracteriza.

    Y puesto que, como digo, no me vi con soltura, fui anotando algunas palabras tuyas para jugar con ellas.

    ¡Permíteme!

    “¿Se nota mucho mi personalidad?”. Jajajjajajajaja… ¡Luna al desnudo!

    “He intentado dar todos los detalles de la manera más femenina y sutil.” El relato no carece de ninguno… Es más, para muchos habrá sido como la búsqueda del tesoro… ¡¡Nunca mejor dicho!!

    “La experiencia es real? o no? Ajjaajj”………….. ¡Dínoslo tú! Si bien ya sabemos que sí!

    “Hay un poco de todo!” No le falta detalle!

    “...y he ido imaginando las escenas, ese descubrir, y esa manera de palpar las pieles...” ¡Magistral Luna!

    “...que sobre todo fuera sensual e íntimo.”

    “...a veces ser sutil escribiendo algo que es sexual , es complicado,” Puede, pero no es tu caso. Siempre delicado!

    “...de ese momento delicado y sutil más allá de lo sexual.” ¡Logrado amiga!

    Fuerte abrazo, Ale.

    PD: Me consta que para más de una/o, muchos, habrá supuesto todo un descubrimiento, no de la cosa en sí, sino de la posibilidad de llevarla a cabo.

    ResponderEliminar
  31. Y hay un punto más. Una contribución a desvelar esta realidad, de la libertad sexual tan delicadamente narrada, a quienes, como muchos antaño, no la descubrimos…

    ¿Seremos capaces de copiar este relato y dejarlo, como quien no, al alcance de nuestros hijos y nietos en el instante adecuado?

    Ya que no solemos encontrar el “momento” de hablar de estas cosas, de iniciarles a la vida, deberíamos por lo menos hacerles llegar relatos como estos…

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  32. Ay Ernesto! qué maravilla de regalo me has dejado aquí.. me lo guardo con todo mi cariño y admiración. POrque creo que todo lo que has dicho encierra tantísimo de verdad, de recuerdo,de nostalgia , de realidad y como dices de poder sacar a la luz lo que nunca nadie nos permitió. POder sentirnos libres de "ser" sencillamente,descubriéndolo todo, sin culpas! Sin esas culpas que como comentas aún hoy colean en muchos, y muy jóvenes también.
    Es un placer leer el desglose también de mis comentarios, cuántas cosas dejo ver en mis textos no? Ahora leyéndote me doy cuenta de ello.
    Sin embargo, ahora que también peino canas como dices, creo que es hora de correr esos velos (aunque en realidad, los permisos ya han desaparecido por fin, son mis propios permisos los que tengo en cuenta) y dejar salir aquello que el alma me inspira o me ayuda a transmitir.
    Es una experiencia que aunque sea explícitamente sexual, tiene mucho más contenido emocional que el sexo en si.
    Y tú has sabido traspolarlo a la vida diaria, a materializar esos "pequeños" secretos que todos tenemos.
    Eres un amor Ernesto.
    Muchas gracias por todas y cada una de tus palabras!
    Las valoro enormemente y sabes que es así como lo siento.
    Un abrazo enorme.
    GRACIAS

    ResponderEliminar
  33. Impresionantemente impresionante!! Me ha encantado!!

    ResponderEliminar
  34. ajajajj Gracias Monica! Un besazo!!

    ResponderEliminar