Datos personales

Mi foto
© 2012 http://elrincondelaluna-lunaroja.blogspot.com.es/

martes, 27 de mayo de 2014

El cuaderno de lluvias


Ya no recordaba desde cuándo llovía torrencialmente sin parar un solo instante.
Las calles se habían desdibujado y no había fronteras entre las veredas y los jardines. El agua lo inundaba todo, borrando los espacios.
Cuando comenzó a penetrar en su casa, invadiéndola lentamente, llevó sus cosas a la buhardilla , y en ese reducido mundo vivía con el rostro pegado al cristal de una ventana por donde veía pasar los días, absolutamente iguales. Su mirada se deslizaba como horas lentas por los extraños recorridos que se dibujaban en el vidrio.
El tiempo parecía detenido en una engañosa trampa que ocultaba el avance sigiloso del torrente. Ya no se distinguían los escalones que llevaban a la primera planta y el agua trepaba como una enredadera transparente, devorándolo todo .
Una mañana, tras la cortina de lluvia gris, creyó percibir una tonalidad diferente, casi como un color luminoso, y se apuró en dejar escrito ese momento para no olvidar el ligero matiz que parecía anunciar algún cambio. Fue entonces cuando comenzó a llevar el cuaderno de lluvias con rigurosa disciplina, un diario entre el delirio y la cordura, donde plasmaba cada mínimo cambio de color, de olor o de intensidad.
Anotaba con afán y con detalles precisos sin dejar escapar nada: una gota que rompía la monotonía de su recorrido, un olor a humedad menos ácido, un impreciso azul que destellaba entre los techos que quedaban visibles o quizás una pausa minúscula casi imperceptible en el torrente mortecino. Su cuaderno crecía, llenándose de palabras que transformaban su realidad.
Algunos días caían cortinas grisáceas , espesas, que todo lo ahogaban en una gran ciénaga de silencio, otros amanecía con la torrencial lluvia convertida en cristales diamantinos y la vida recobraba el color tamizándose en un gigantesco prisma que convertía su cuarto en un caleidoscopio .Todo quedaba registrado minuciosamente.
Luego estaban los perfumes, los aromas distintos, cada uno con su particular esencia que con esmero iba clasificando. Inspiraba lenta y profundamente abriendo apenas la ventana y captaba cada matiz, cada partícula olorosa, identificándola como si fuera algo visible mientras el agua seguía su ascenso gélido.
En la mañana de la lluvia lila con iridiscencias oscuras y aroma dulzón, el agua llegó al alféizar.
Apenas se percibían ya las chimeneas y algún techo, como el de ella, que sobresalía en la parte alta de las antiguas casas. Había taponado los bajos de la puerta, pero sabía por el olor a humedad y a madera mojada que el agua llegaba hasta allí, intentó poner alguna manta más en el zócalo, apretando con fuerza. Ya no quedaba tiempo.
Sus cosas se amontonaban en una pequeña mesa al lado de la ventana y encima de todo, su cuaderno de lluvia abierto. Releyó algunas páginas mientras minúsculos hilos se colaban por las rendijas y el olor dulzón se adueñaba del espacio.
Por un momento casi etéreo se hizo silencio, todo se cubrió de calma y sólo un acto tuvo sentido. Se acercó a la ventana y la abrió de par en par, llevando su cuaderno en la mano. Comenzó a arrancar una a una las páginas escritas lanzándolas al aire, viéndolas bailar ligeras y puras, así como se sentía ella apoyada en el marco abierto por donde entraba ya a raudales el agua.

Y por fin fue libre.
Las hojas en remolinos blancos fueron cayendo suavemente como lluvia de palabras.

( A mi hermosa casa de Laprida)



23 comentarios:

  1. Cuánta poesía en este relato,
    precioso,
    enhorabuena

    ResponderEliminar
  2. Ese cuaderno de lluvias que se acabó fusionando con la lluvia misma. Bonito relato, algo apocalíptico y triste pero con una bonita imagen de fondo. Poesía narrativa. Un abrazo Lunaroja.

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias por los comentarios! a todos mi abrazo!

    ResponderEliminar
  4. Poético y màgico tu relato, Luna...

    Hermosa lluvia de agua
    y palabras.

    Mil besos <3

    ResponderEliminar
  5. Querida luna roja, aquí una enamorada de la lluvia, asi que puedes imaginar cúanto me ha llegado tu mojada historia.
    Los colores,olores y sensaciones que aporta directamente e indirectamente el agua son inmensos. Se podía bien escribir un diario como hizo tu protagonista.
    Se ha palpado la humedad del ambiente y la angustia de la mujer. Y al final, liberó todo lo que había escrito en el cuaderno. Quizás fue una manera de salvarse ella misma.
    Tú lirismo flotaba.
    Muchos besos, amiga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hermosa como siempre..me encanta leer tus comentarios,porque me devuelven una parte de mi que a veces pierdo!

      Eliminar
  6. hay algo en la lluvia que , desde niño, me ha fascinado; puede que en ella habiten, se resguarden los sentimientos más profundos , las palabras que se gestan y quedan en el brocal de los labios.

    Me ha gustado encontrarme con las gotas de tus palabras , con esa lento resbalar de tus emociones sobre el cristal hasta formar charcos donde asomarse y encontrar un barquito de papel hecho con una hoja de tu cuaderno.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias Jaime, gracias por tu tiempo y la delicadeza de tu comentario!

      Eliminar
  7. La lluvia es símbolo de limpieza y aquí hay mucha tela metafórica que cortar.

    Muy bueno.

    Besos.

    ResponderEliminar
  8. Gracias Anuska!!!!! es como un recuerdo de pequeña,cuando miraba la lluvia por el cristal...

    ResponderEliminar
  9. Sublime relato, Luni!!! Situaciones así vivimos en algún momento de la vida, hasta que un día aprendemos a bailar bajo la lluvia. Leerte así a mi regreso ha sido un regalo. Gracias por tus letras y por el premio, perdona que no haya venido antes a recogerlo.
    Un abrazo gordo, gordo.

    ResponderEliminar
  10. Hola paso de visita por tu blog me encanta por que es un regalo el leer lo que escribes me gusta. Saludos

    ResponderEliminar
  11. ¡Qué entrañables son tus letras lunita!, siempre consigues crear ese ambiente especial, sereno, tranquilo y real, en donde no existe sino la música de unas palabras que brillan adentrándose en los ojos y en el corazón!.

    ResponderEliminar
  12. Si hasta creo sentirme mojado por tanta lluvia...
    Un abrazo.
    HD

    ResponderEliminar
  13. No sé si se trata de prosa poética, transmite serenidad.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  14. Hola te podrías pasar por mi blog http://mieternoamorporloslibros.blogspot.com/ soy nueva como todos lo fueron, Gracias

    -Besos

    ResponderEliminar
  15. Que lindo es conocer tu blog, y lo que escribes.
    me pasaré por aquí y y te seguiré.
    saludos

    ResponderEliminar
  16. Karin! Gracias por tu comentario! Me encantó también pasarme por tu blog,pero,no puedo comentarte ya que no tengo perfil de google,entonces no me lo permite! Un abrazo y decirte que tu blog me pareció interesantísima!

    ResponderEliminar
  17. ¡Hola!
    Primero quería agradecerte los
    Comentarios en mi blog. La verdad es que animan a seguir escribiendo.
    Y respecto a la entrada, una vez la lluvia puede aislarte completamente y escribir puede ser un buen pasatiempo.
    Pero a veces necesitamos libertad y cada uno la encuentra de una forma :)
    Me ha gustado tu blog.
    Con permiso, me quedo por aquí.

    ResponderEliminar
  18. Me alegra haber llegado a ti a través de la lluvia, atardecida en un día con olor a verano.
    Hermoso relato.

    ResponderEliminar
  19. Get all your favorite alcoholic drinks at Duty Free Depot!

    All the popular brand name drinks for unbeatable low price tags.

    ResponderEliminar